Categorías
Escrito por: Trilce O

Según la Biblia Eva, la primera mujer, le metió un mordisco a la manzana prohibida, desatando la cólera de Dios que los echó a ella y al primer hombre, Adán, del paraíso. Bueno, parece que Eva ha llegado en forma de vibrador para reivindicarse y responder a nuestras súplicas sexuales…

Or maybe not. Debo decir que no he probado el prototipo que se puede adquirir en EndieGogo por $95, ni lo pienso hacer -a menos de que me lo regalen- por razones que superan el precio.

20141020193612-wif (1)

En defensa del vibrador que parece un cucarrón enorme, Eva es el resultado de la unión de mentes de dos Brooklynianas de 20 tantos (Janet Lieberman & Alexandra Fine) que espantadas ante la estadística de que un cuarto de las mujeres describe su último encuentro sexual como insatisfactorio, decidieron crear este aparato para ayudar a las mujeres a lograr más orgasmos. ¡Aleluya!

Mi crítica comienza cuando la campaña empieza a circular sobre la premisa de igualdad de género en el sexo. Soy bien consiente de que la igualdad de género está bien de moda y entendiendo su profunda importancia soy felizmente una de sus propulsoras, pero no todo es igualdad de género- y usarlo como estrategia de marketing me parece vil.

Si bien es cierto que el 70% de las mujeres necesitamos estimulación directa en el clítoris para alcanzar el orgasmo, no me parece que el proceso de lograrlo se delegue al 100% a un vibrador. Conste, yo soy la embajadora número uno de los juguetes sexuales, usados como adición no como alternativa radical de exploración sexual. No se sí quiera si es saludable exponer la delicada zona del clítoris a pulsaciones eléctricas en cada relación sexual.

Screen Shot 2014-10-31 at 4.31.31 PM

Es cierto que más orgasmos es mucho mejor que menos orgasmos o nada de orgasmos at all, pero tomar ibuprofeno para el dolor de espalda no soluciona el disco corrido.

En español claritico, Eva no invita a que la mujer exprese sus deseos o necesidades sexuales. Eva no anima al juego, exploración y descubrimiento de los puntos sensibles del cuerpo femenino. Eva no invita a las prácticas de respiración por parte del hombre para
controlar la eyaculación y estar más en sintonía con su pareja. Eva no llama al intercambio de sexo oral. Lo que sí hace Eva es esconderse en la vagina de la mujer para, en palabras de una de las primeras usuarias, no intimidar al hombre. ¿A eso llaman igualdad de género?

20141023125714-COmic_Layout

La respuesta acogedora a Eva que ya ha superado su cifra esperada de $50,000 por más de 200,000 en sólo dies días, habla de la necesidad de seguir buscando opciones de lograr que las mujeres alcancemos nuestra
satisfacción sexual.

Rescato absolutamente que sea un producto de creación independiente, que sus desarrolladores son mujeres jóvenes que entienden las necesidades de otras mujeres, que sea manos libres y que su enfoque sea darle más orgasmos a las mujeres.

Aún así creo que me quedo con mi amado bullet de $15, mis dedos y la infinidad de variantes que puedo explorar con mi pareja. Como digo, los vibradores son parte- pero no todo el paquete.

Deja un comentario

Tu opinión nos importa (a menos de que sea mala leche)