Categorías
Escrito por: Trilce O

Ellos piensan que es normal, que es parte de su naturaleza de “macho”. Nosotras lo llevamos oyendo tanto tiempo que, aunque nos incomoden, hemos aprendido a “vivir con eso”. A veces damos algún tipo de respuesta, generalmente nos quejamos con nuestras amigas y en otras tantas ocasiones nos mantenemos en silencio dejando el disco sonar. Te estoy hablando de los comentarios obscenos, del acoso sexual verbal, de los chiflidos y piropos pasados de tono que aguantamos día a día en la calle. Si crees que estoy exagerando, dale play a este video en el que una chica camina en silencio por las calles de Nueva York durante 10 horas con una cámara escondida que graba el asecho de los hombres.

De cierta manera crecer en las calles de Bogotá, Colombia, me hizo creer que ser acosada con palabras vulgares, chiflidos, pitadas de carro y gestos obscenos de la mitad de los tipos con los que me cruzaba en el camino era normal. Entre amigas llegábamos a molestar con que la mejor inyección de autoestima temporal era pasar por una construcción a que los obreros se pusieran creativos “¡Mamita que cantinas!”, “si como camina picha, que dicha pa’ mi salchicha”, “usted de rojo y yo con este antojo” y “sí yo fuera Dios le daría el cielo, pero como soy carpintero le doy clavo” hacían parte de mi diario vivir.

tumblr_inline_mr74qrKVVF1qz4rgp

Actualmente recibo y hasta agradezco detalles como la rosa que me dio un extraño en la calle hace una semana o la “propuesta de matrimonio” de un homeless que me llamó la mujer más linda del mundo. Lo que sí ni recibo, ni agradezco ni permito son los comentarios sexuales, groseros o intimidantes. Sólo anoche un hombre que estaba delante de mí en la fila para pagar el café me dijo “You are a hot piece of ass” a lo que yo respondí “everything in that sentence is absolutely wrong”. “Bitch!” reemplazó la tan anhelada disculpa. Igual mientras ellos aprenden a vernos y tratarnos como más que un pedazo de muslo en vitrina de carnicería, yo me niego rotundamente a recibir sus malas palabras en silencio.

clueless2

Nota sobre el video: Rob Bliss quien tiene su propia agencia de videos virales llamada Rob Bliss Creative se unió a Hollaback, un grupo dedicado a acabar el acoso en las calles. Shoshana B. Roberts, la protagonista del video, es una actriz de 24 años que respondió un anuncio en Craiglist que buscaba la protagonista del proyecto. El resto queda en la evidencia de 108 comentarios de acoso registrados en video.

Deja un comentario

Tu opinión nos importa (a menos de que sea mala leche)