Categorías
Escrito por: Trilce O

Si lo pensamos con cuidado la felicidad es más una elección que un estado. Por ejemplo, si la alarma de tu despertador no suena una mañana y duermes más de la cuenta puedes optar por estresarte pensando en que llegarás tarde, o apurarte mientras sonríes por el extra descanso que recibiste. Aunque la vida está llena de pruebas duras, a veces también nos enredamos más de la cuenta y hacemos de nuestra existencia una interminable cadena de infelicidades, y ¿qué sacamos con eso? Amargarnos la vida a nosotras mismas. Hoy, 20 de marzo se celebra el Día Internacional de la Felicidad, y como cualquiera del listado de fechas conmemorativas, nos sirve para recordar que la vida es linda y tenemos en ella más de 40 razones para ser feliz.

  • Amar.
  • Un vaso de agua cuando estás sedienta o con calor
  • Un maravilloso orgasmo.
  • Un gran logro.
  • Un pequeño logro.
  • El abrazo de una amiga a la que no ves hace tiempo.
  • El abrazo de una amiga a la que vez seguido, cuando has tenido un día blah.
  • Descubrir algo nuevo.
  • La sonrisa de aquel que amas, más si la provocaste tú.
  • El amor incondicional de tu mascota.
  • Un buen consejo, sobretodo si es en el momento indicado.
  • Caminar descalza sobre el pasto o la arena.
  • Pensar en los planes que tienes para los días venideros.
  • Una guerra de almohadas.
  • Seguir la vida de un personaje en un buen libro.
  • Escuchar esa canción que siempre te da ganas de bailar. Bailar.
  • El primer beso con alguien que te gusta.
  • Los besos después con alguien a quien amas.
  • Acordarte de alguna picardía.
  • Que el chico que te gusta le de un “like” a tu nueva foto de perfil.
  • Probar comida deliciosa.
  • Comer los tradicionales platos de la abuela.
  • Viajar.
  • Dar.
  • Inhalar aire fresco.
  • Mirar atrás y darte cuenta de que venciste el miedo.
  • Recibir dinero que no esperabas.
  • Lograr resolver un problema por ti misma.
  • Hacer lo que te gusta.
  • Ver el sol saliendo, o cayendo.
  • Dormir bajo las estrellas.
  • Un domingo de no hacer nada (en realidad cualquier día de pereza).
  • La memoria de tu amor de la infancia.
  • Un “te amo” sincero.
  • La risa de tus hijos.
  • El amor de tu madre.
  • La confianza de un amigo.
  • Tu helado favorito.
  • Bailar.
  • Vivir.

¿Aún no sonríes? Nada más contagioso que la risa de otro (por pequeño que sea):

¿Cuáles son tus motivos para ser feliz?

Deja un comentario

Tu opinión nos importa (a menos de que sea mala leche)